lunes, 1 de junio de 2015

Nuevo trabajo Roni Green (FRAGMENTO I)

SINOPSIS:
Marcos vive su aparentemente tranquila vida siendo pastelero en su pueblo natal. Después de la muerte de su abuela heredó el negocio en el que había aprendido un oficio con el que disfrutaba poniendo su granito de azúcar para hacer feliz a la gente.
La esquiva felicidad que tantas veces se le había escapado entre los dedos, con una familia destruida por el alcohol y los maltratos, el fallecimiento de su madre y la huida de su hermano mayor junto al chico del que había estado enamorado desde su adolescencia. Ahora, tomando las riendas de su propia vida, fuera del yugo opresivo de su padre alcohólico y sintiéndose libre por fin, tiene que enfrentarse al hombre del que ha estado siempre enamorado cuando aparece después de tantos años en la puerta de su negocio, y cuestionarse si es amor o solo un capricho lo que siente por él.
¿Por qué ha vuelto Daniel Román al pueblo? Marcos no está seguro de sus intenciones, pero de lo que está seguro es de que no le está contando toda la verdad.
La llegada de Daniel Román al pueblo agita un avispero que pone en el punto de mira a Marcos. Su padre no está contento con el visitante y el hombre tiene mucho que esconder. Mucho más de lo que piensa Marcos.
Daniel y Marcos tendrán que poner en orden sus vidas si quieren volver a ser felices, aunque eso implique vivir esas vidas por separado.

PROTAGONISTAS:

Marcos Cubero
Daniel Román

SECUNDARIOS:

Javier Cubero
Francisco Cubero
Natalia
Virginia Gavela

FRAGMENTO:

Eran las seis y media de la mañana y ya hacía una hora que estaba en pie. El horario de su trabajo era muy exigente, pero era algo que a él no le importaba. Le encantaba su trabajo, lo que hacía, y desde que se había convertido en el dueño de su propio negocio, el incentivo era mayor. Ya habían pasado dos años desde que heredó la pastelería de su abuela Ángela y sabía, sentía, que lo que tenía entre manos era algo más que un negocio. Representaba todo lo que había querido ser desde que era un niño pequeño, cuando pasaba las horas muertas en la trastienda de la pastelería viendo trabajar a su abuela, disfrutando de cada momento que pasaba en ese lugar, ayudándola y aprendiendo el oficio mientras fue creciendo a su lado.

Todo lo que sabía del negocio lo había aprendido de ella. Todo lo importante, lo esencial y sobre todas las cosas había aprendido a lidiar con lo malo, lo feo y lo podrido que su hermano y él habían tenido que soportar con un padre como Francisco Cubero. Después de haber soportado la convivencia con ese hombre, sus continuos maltratos y abusos de borracho cuando era un niño, haber tenido que trabajar durante su adolescencia en su bar; conseguir ser independiente y trabajar en lo que le gustaba era todo un sueño para él.

Marcos vivía y tenía su negocio en el mismo pueblo donde habían nacido sus abuelos y su madre, y donde siempre había vivido con sus padres y su hermano mayor. Ahora solo quedaba él y la dudosa compañía de su padre. Por suerte hacía mucho tiempo que prácticamente había roto las relaciones con él. Cuando murió su abuela, Marcos no dudó ni por un segundo en cambiar su vida trabajando en el bar de su padre por su sueño hecho realidad. Su abuela siempre le había dicho que tenía que haberse alejado de allí como había hecho su hermano mayor, pero él había sido incapaz de apartarse de su abuela y de todo lo que conocía y amaba. Siempre había vivido allí, le gustaba la vida del campo, lo prefería a vivir en la ciudad. Cuando fue estudiante pasó sus años universitarios fuera de allí, en la ciudad, pero no pasaba muchos días sin ir a la casa de su abuela. Su moto le daba esa libertad. La posibilidad de vivir experiencias nuevas y poder regresar a casa sin depender de nadie, había sido importante para él. Siempre le había gustado viajar y visitar los pequeños rincones especiales que podía descubrir, muy lejos o muy cerca, que le ayudaban a evadirse y disfrutar de momentos especiales que vivía solo o en compañía, si es que encontraba en ese tiempo a alguien para compartirlos. En cualquier caso eso siempre había sido un escape muy agradable a todos sus problemas.

Sierra era un pueblo relativamente grande, se podía encontrar casi todo lo que pudiera ser necesario, como en una ciudad, y si no lo había estabas lo suficientemente cerca de cualquier sitio como para poder encontrarlo. Definitivamente ese era su lugar. Aunque hubiera querido que las cosas fueran diferentes, sobre todo ahora que parecía que todo estaba yendo mejor para él. Echaba de menos a su hermano, pero sabía que Javier nunca volvería a pisar por allí. Hacía tiempo que había dejado de insistir para que regresara, tan solo para pasar unos días juntos. Javier solía argumentar que odiaba vivir en sitios pequeños y que nada tenía que hacer allí. Ver como su hermano tensaba la mandíbula cada vez que sacaba el tema cuando iba de visita a su casa en Madrid le había hecho pensar, y sospechaba desde hacía tiempo, que había algo más escondido en la mente de su hermano que solo él conocía, y que por lo visto no era capaz de compartir con él. Había decidido tiempo atrás dejar espacio a Javier, para que compartiera con él lo que fuera que le impedía volver a casa, cuando se sintiera preparado. Bien sabía él que fuera lo que fuera lo más probable sería que estuviera relacionado con su padre. Él aún tenía recuerdos vívidos de la manera en que solucionaba Francisco los supuestos problemas que le causaba su hijo mayor en la adolescencia. Que Javier ni se planteara volver nunca más al pueblo era algo lógico para él. Y totalmente comprensible. Aunque eso no quitaba que dentro de él deseara con todas sus fuerzas que las cosas fueran distintas.

7 comentarios:

  1. Bueno, conmigo tienes una lectora asegurada. Historias de cocineros, me encantan!!!!
    Buen comienzo
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Nueva historia!!! Me encanta!!! Además..... Repostería?..... Yumiiiiiiiii!!!! Espero ansiosa la historia completa!! Besos

    ResponderEliminar
  3. Holaaaaaa yaa digooo que me encantaaaaaa!!!!! se ve buenisimooo!!! a la esperaa de la historiaaa completaaaa!!! gracias Roni por compartr lo que escribes! besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Roni :)
    Muchas gracias por compartir una nueva historia, aunque no soy mucho de leer por capítulos, pero una vez que empiezo, me engancho y ya no puedo parar, de entrada muchas incógnitas con el padre y el hermano, estaré al pendiente para ver como se desarrolla la historia, pero tengo una duda, como funciona eso de capítulos y fragmentos? es que me hago bolas jeje
    Que tengas un buen día Roni, besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lu. Lo siento pero no voy a poner el libro completo en el blog. Vista la experiencia de otros, sé que la gente, en general, no es agradecida ni para dejar un comentario. El libro saldrá a la venta en breve y voy a dejar aquí algunos fragmentos de los primeros capítulos, por si a alguien le interesa saber como escribo. Por otra parte, más adelante, daré alguna invitación a mi blog privado donde tengo esta y el resto de mis novelas completas, pero solo a determinada gente. Yo estoy desencantada con el poco feedback de muchos lectores que leen de forma gratuita un trabajo que cuesta años terminar. No se lo voy a regalar a cualquiera. Pero sé quienes han estado ahí siempre y preguntan por mi trabajo incluso cuando llevo tiempo sin publicar nada ;) Así que probablemente nos veremos pronto. Un abrazo Lu.

      Eliminar
  5. Mil gracias por considerarme para una invitación a tu blog, pero mejor que la aproveche otra persona al 100%, tengo meses que el servicio de internet es pésimo, llego a tardar hasta media hora si tengo suerte en dejar un comentario en los blogs, facebook no carga en la computadora, en fin, ademas quede curada de susto con los blogs privados, quede muy decepcionada con el último en el que entre, pero ya me expulsaron y hasta descanse, ojos que no ven corazón que no siente, mucho éxito con tus libros Roni, bye :)

    ResponderEliminar
  6. Hola Roni! Que bueno que nos compartas lo nuevo de tu creación, me encantan las historias donde hay comida y mucho mejor repostería involucrada. Se plantean algunas incógnitas y está asegurada una muy buena historia, como siempre viniendo de tí. Quiero másss!!!!! Besos

    ResponderEliminar

Comenta lo que quieras, siempre con respeto, GRACIAS¡¡

LinkWithin